jueves, 10 de noviembre del 202210 de nov del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Policías torturaron a tres jóvenes en la cárcel de San Julián: CEDHJ

Después de que la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) reveló una lista de condiciones degradantes en las cárceles del estado, el organismo asegura que el pasado 27 de octubre de 2019, policías municipales de San Julián  detuvieron a tres jóvenes de manera arbitraria y durante su estadía en la cárcel, fueron torturados.

Según los testimonios y evidencias recabadas por la CEDHJ, los elementos policiales ordenaron el aseguramiento de un vehículo porque su propietario no contaba con la documentación correspondiente; en ese momento se generó su detención del conductor y fue trasladado a la cárcel municipal.

La hermana del agraviado acudió a la cárcel municipal y pidió a los policías que no lo detuvieran, por lo que el comandante la dejo entrar y a su ingresó al edificio un elemento policial la agredió física y verbalmente, y la obligó a que le proporcionara los nombres de los acompañantes de su hermano. Al conocer su identidad, policías salieron a la calle, detuvieron a los dos jóvenes y los agredieron físicamente.

La CDEHJ asegura que los tres jóvenes detenidos fueron objeto de actos de tortura y degradantes por parte de los policías, quienes los golpearon con un objeto contundente, los humillaron, obligándolos a comer croquetas de perro y para evitar que las escupieran, pusieron refresco en su boca, al tiempo que los amenazaban que debían de comerse todo si no querían que los siguieran golpeando; los amagaron con hacerles daño a ellos y a sus familiares si decían lo que había sucedido. Fue hasta que el agraviado cayó al piso, se golpeó la cabeza, y ya no se pudo mover, cuando los policías se asustaron y dejaron de golpearlos.

Además, la Comisión menciona que los médicos municipales no realizaron de manera diligente las revisiones y minimizaron la condición en la que se encontraba, la cual era delicada. No fue hasta que personal de la CEDHJ trasladó al hombre a un hospital privado,  donde constaron que estaba politraumatizado, con traumatismo craneoencefálico, abdominal y de tórax, fracturas de la segunda, tercera y cuarta costillas izquierdas, neumotórax izquierdo, fractura de clavícula derecha, con hemoperitoneo por laceración hepática.

Los familiares de los tres jóvenes afectados argumentaron incomunicación, nunca les permitieron tenerlos a la vista y los liberaron casi un día después, cuando apareció el juez municipal.

Por lo anterior, la CEDHJ emitió las siguientes recomendaciones:

Al presidente municipal de San Julián le piden que realice la reparación y atención integral del daño a favor de las víctimas directas e indirectas, que inicie procedimientos en contra de los servidores públicos involucrados y apliquen las sanciones que en derecho correspondan. Además que ofrezca una disculpa pública a los habitantes de San Julián, mencionando particularmente a los tres jóvenes agraviados.

Mientras que al fiscal del Estado le piden que  concluya la carpeta de investigación integrada en contra de los elementos policiales por responsabilidad penal en la comisión de los delitos de abuso de autoridad, tortura, lesiones y los que resulten. Además de reforzar con la máxima diligencia, las medidas de protección que permitan garantizar la seguridad de las personas agraviadas y sus familiares.