mircoles, 09 de noviembre del 202209 de nov del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Fortalecerán atención a personas en situación de calle

La Secretaría del Sistema de Asistencia Social (SSAS) en Jalisco, señaló que trabaja en coordinación y “de la mano”, con el sistema DIF estatal y de los municipios, así como con las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), para atender a personas en situación de calle durante la contingencia por el COVID-19.

Lo anterior lo informó el responsable de la SSAS, José Miguel Santos Zepeda luego de anunciar una bolsa de 30 millones de pesos para apoyar a organizaciones que atiendan poblaciones vulnerables.

“Por eso es que era muy importante, primero salir con este programa de apoyo para fortalecer la atención, y por otro lado preparar las brigadas de atención específicamente en el marco de la contingencia, es decir, salir a dar alimentos, ofrecerles un espacio de albergue, el tema de salud e higiene. Hoy por hoy los sistemas de DIF municipales siguen operándo y el sistema DIF Jalisco sigue haciendo sus recorridos nocturnos”, señaló.

Por su parte, Juan Carlos Anguiano Orozco, subsecretario para el Desarrollo y Vinculación con Organizaciones de la Sociedad Civil, dijo que se tienen reuniones con albergues que dan atención a personas en situación de calle a quienes se les ha pedido que no cierren, añadió que desde la semana pasada se presentó un manual de operación para que quienes atienden albergues puedan tener los cuidados sanitarios necesarios para evitar que la propagación del virus les pueda llegar.

Solo dos albergues han cerrado durante lo que va de la contingencia; uno de ellos ya abrió y el otro permanece cerrado debido a que una de las madres que atiende regresó de España y por cuidado con las personas, es que se confinó.

A decir de las autoridades de asistencia social en la actualidad se estima sean mil personas en situación de calle las que “habitan” en el centro histórico de Guadalajara, con ellos las brigadas trabajan en explicarles las medidas de seguridad, darles gel anti bacterial y ofrecerles alimento.

Ningún albergue ha reportado algún caso sospechoso de COVID-19. La capacidad instalada para atender a personas “sin techo”, es de 200 personas sin embargo, dadas las medidas sanitarias, esta capacidad podría cambiar.

Isela Ibarra