jueves, 02 de diciembre del 202102 de dic del 2021

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2021 TZMG Media.

Morena siendo Morena | Eduardo González

La izquierda partidista siendo la izquierda partidista. No importa de qué partido político hablemos. En este caso es Morena siendo Morena.

Las históricas luchas intestinas de la izquierda mexicana han sido sus peores batallas. Las más violentas, las más traicioneras, las que mayores derrotas les han generado. De las que pocas cosas positivas han obtenido.

El último capítulo de estos enfrentamientos se da por la dirigencia nacional de Morena.
Mario Delgado, del grupo de Marcelo Ebrard contra Porfirio Muñoz Ledo, apoyado por Claudia Sheinbaum.

Todo envuelto en el futurismo político de la sucesión presidencial.

Luego de más de un año de no ponerse de acuerdo para renovar la dirigencia nacional, el INE levantó dos encuestas para determinar quién será el nuevo presidente. De esos ejercicios lo único claro fue el triunfo de la senadora Citlali Hernández como secretaria general.

Los aspirantes a la presidencia quedaron en un empate técnico: Muñoz Ledo tuvo 25.34% de aprobación y Mario Delgado 25.29%.

Ambos se asumen como ganadores.

Una salida sería cancelar la elección de presidente y dejar a Ramírez Cuéllar con Citlali y sin Yeidckol Polevnsky

Incluso Citlalli Hernández, podría asumir la presidencia provisionalmente en tanto se resuelve el conflicto mediante una tercera encuesta entre el 16 y 22 de este mes.

Sea como sea, fundado hace seis años por Andrés Manuel López Obrador, Morena hoy parece ser más una carga que un aliado del presidente de la República.

Luego del triunfo electoral de 2018, el partido perdió cuadros que se fueron al gobierno y López Obrador ha preferido mantenerse al margen del instituto que no atina a renovar sus cuadros dirigentes, quizá esa combinación no fue la mejor.

Es un hecho, que quien resulte ganador de la presidencia de Morena no llegará fortalecido, lo cual podría beneficiar a AMLO, pero también cobrar una alta factura al presidente y a su partido en las elecciones del año siguiente.


Te puede interesar: Cierra el Penal | Eduardo González