martes, 07 de diciembre del 202107 de dic del 2021

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2021 TZMG Media.

Educación con mirada feminista | Susana Ochoa

La educación pública en nuestro país y en plena pandemia está en manos de un perfil que sabe poco sobre las vivencias dentro de la educación pública y mucho menos, cómo han cambiado las dinámicas en los hogares a partir de que las clases presenciales se cancelaron.

Hoy, una de las secretarías más importantes de nuestro país está a cargo de un hombre que fue presidente de Fundación Azteca, propiedad de Ricardo Salinas, un empresario multimmillonario que ha lucrado sistemáticamente con la desigualdad y la pobreza. Por eso, aquí algunas preguntas para que Esteban Moctezuma, secretario de educación de este país, pueda sensibilizarse y tomar en cuenta lo que viven las mujeres, y niños y niñas.

¿Será que Esteban Moctezuma no sabe que las escuelas de tiempo completo y las comidas escolares significaban para muchos niños en México la única comida digna en su día?

¿Será que Esteban Moctezuma no sabe que el trabajo doméstico y de cuidados recae principalmente en las madres, hermanas y abuelas en este país y que, ahora hay que sumarle las actividades educativas?

¿Será que Esteban Moctezuma no sabe que el tiempo en el salón de clases era el único espacio seguro para muchos niños y niñas que sufren violencia?

Definitivamente no podemos ser ingenuos, hacerle frente a la pandemia no es una cosa sencilla, sin embargo lo que sí debemos darnos cuenta es la importancia de los perfiles que hoy encabezan temas urgentes para nuestro país como es la educación.

¿Cómo cambiarían las medidas y las prioridades si en lugar de Esteban Moctezuma, un hombre blanco, rico y con poca experiencia en la educación pública estuviera al frente una mujer feminista con trayectoria en la educación pública y que está consciente de las implicaciones de trasladar los procesos educativos al hogar en un país tan desigual como el nuestro?

Precisamente la semana pasada, en un acto protocolario con solo hombres de trajes y dueños de las principales televisoras en este país, firmaron un “acuerdo histórico” para que las clases sean transmitidas por televisión. Es importante decir que este acuerdo se llevó a cabo sin la participación ni colaboración de maestros, maestras, familias y sindicatos. Esteban Moctezuma está a tiempo de escuchar para evitar que 1.4 millones de estudiantes abandonen la escuela por la pandemia.