mircoles, 21 de septiembre del 202221 de sep del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Cáritas y Banco Diocesano reciben estafeta de “Jalisco Sin Hambre”

Las instituciones Cáritas y el Banco Diocesano de Alimentos recibieron la estafeta de “Jalisco Sin Hambre”, programa propuesto y administrado por la Iniciativa Privada, respaldado por el gobierno estatal, la Universidad de Guadalajara (UdeG) y otros organismos que se solidarizaron para (durante cuatro meses) armar paquetes de despensas y distribuirlos a personas que se inscribieron en una convocatoria dirigida a afectados por la pandemia del COVID-19. Proponen crear la «Política de Asistencia Social más exitosa de América Latina».

Durante su intervención el mandatario estatal, Enrique Alfaro Ramírez lamentó la cifra de desempleo y reconoció que debido a la crisis económica por la enfermedad “en mayo se tocó fondo”, pero que espera que finales de agosto se hayan revertido los números negativos en el indicador de generación de empleos, y que la entidad retome su lugar “como un estado locomotora del crecimiento nacional y particularmente de la generación de empleos”.

Alfaro Ramírez invitó a que ante el pase de estafeta del programa distribuidor de alimentos, para 2023 se tenga una propuesta para una Política de Asistencia Social.

“Yo quisiera poner sobre la mesa y proponerles que lo que hacemos el día de hoy no sea una entrega de estafeta, lo que hoy tenemos que hacer es cerrar un primer ciclo de Jalisco Sin Hambre, y quiero proponerles que Jalisco Sin Hambre siga siendo el eje articulador de una política y de una apuesta de largo plazo de compromiso social para que de aquí al 2023 en los que Jalisco va a celebrar 200 años de existir como un Estado libre y soberano, podamos construir la política de asistencia social particularmente enfocada al tema de alimentación, más exitosa, más profunda y más completa de América Latina”, detalló.

En los próximos días se hará el anuncio formal sobre la donación de un terreno para la construcción del Banco Diocesano de Alimentos, cuya construcción se prevé inicie en el mes de octubre; este espacio, a decir del director, José Luis González Iñigo, servirá para continuar con el apoyo a más de 30 mil familias, pero ya no solo con alimentos básicos, sino con proteína animal congelada (cerdo, pollo y res), ademas de medicamentos simples, ropa y enceres domésticos.

“Jalisco Sin Hambre” dispersó a través de los paquetes de alimentos 160 millones de pesos, este apoyo sirvió a 800 organizaciones civiles, contó con la participación de 300 voluntarios quienes estuvieron armando alrededor de cinco mil despensas diarias en dos líneas de producción, en total se repartieron 275 mil 905 despensas que equivalen al beneficio de un millón 188 mil 942 personas.

Isela Ibarra