mircoles, 30 de noviembre del 202230 de nov del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Excluyentes y con múltiples fallas; estaciones de Mi Macro Periférico

A casi un año de haber inaugurado el nuevo sistema de transporte Mi Macro Periférico en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), un proyecto de casi 9 mil millones de pesos y presumido por el gobierno estatal como de primer mundo, sigue presentando fallas y deudas en torno a las prestaciones y servicios que prometieron tendría para los usuarios.

En un recorrido hecho por Tráfico ZMG en diferentes estaciones de este sistema de transporte, se detectó que en algunas de ellas, como Independencia Norte, sigue sin funcionar el elevador, que dicho sea de paso es la única alternativa que tienen las personas con algún tipo de discapacidad motriz para poder acceder hasta el andén de abordaje. No hay alternativa alguna para quienes se trasladan en silla de ruedas o muletas.

De acuerdo a reportes ciudadanos que llegaron hasta nuestras redes sociales, este elevador, por lo menos de la estación en mención, jamás ha funcionado, lo que convierte a Mi Macro Periférico en un sistema de transporte público que excluye a las personas con movilidad reducida.

Conforme avanzan los meses Mi Macro Periférico comienza a evidenciar falta de atención. Las promesas incumplidas por parte de la autoridad estatal y del propio Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), son más que evidentes.

Entre las amenidades prometidas previo y durante el arranque de operaciones de este sistema BRT, estuvieron la accesibilidad a baños y lactarios, mismos que solo en algunas estaciones funcionan pero en la gran mayoría no. Las puertas permanecen cerradas con llave y estos espacios carecen de personal que pueda apoyar a los usuarios para hacer uso de ellos.

A todo lo anterior habrá que añadirle que las fallas itinerantes en diferentes estaciones como Experiencia, Acueducto o Barranca de Huentitán, a menudo presentan fallas en el sistema automatizado de apertura de las puertas de acceso a las unidades, lo que sigue representando un riesgo inminente de que algún menor o adulto mayor pueda caer y sufrir algún accidente funesto.

Aún cuando la autoridad se empeña en calificar este servicio como de primer nivel, lo cierto es que desde las fallas en los servicios, hasta el descuido en jardineras y entornos, evidencian la distancia que hay entre el discurso de la autoridad y lo que todos los días viven y padecen usuarios y este medio de transporte.

 

Abram Maciel


Te puede interesar: Guadalajara desplegará 800 policías por Operativo Halloween