domingo, 25 de septiembre del 202225 de sep del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Señales de que es momento de cambiar de colchón

¿Tienes ya tiempo con tu colchón y ya no es tan cómodo como antes? Te decimos cuáles son las señales de que es hora de reemplazarlo.

Considerando la esperanza de vida actual, y el hecho de que lo más recomendable es dormir entre 6 y 8 horas al día, una persona promedio pasa de 20 a 25 años durmiendo. En otras palabras, pasamos una tercera parte de nuestras vidas acostados en nuestro colchón.

Es por esto que resulta sumamente importante invertir en uno bueno, pero aún más, aceptar cuándo es momento de cambiarlo. Y es que aunque nos encantaría, ningún colchón dura toda la vida. Recuerda que descansar bien es crucial para llevar una vida saludable, evitar enfermedades y ser productivo durante el día.

Así que si tienes sospechas de que es hora de reemplazar uno o más colchones de tu casa, checa cuántas de estas señales ya se presentaron y considera decirle hola a unos nuevos colchones matrimoniales:

Despiertas con dolor en la espalda o el cuello

Si desde hace tiempo notas que despiertas adolorido, específicamente con malestar en tu cuello, hombros o zona lumbar, es muy probable que tu colchón ya no brinde buen apoyo para tu cuerpo. Y no te dejes engañar. Muchos dicen que los colchones duran 10 años, pero lo cierto es que algunos presentan desniveles, bultos o hasta hoyos que repercuten en nuestra espalda mucho tiempo antes de cumplir la década.

Descansas mejor en otros colchones

¿Te ha pasado que te vas de viaje y duermes en colchones king size y al siguiente día despiertas pensando: “qué bien dormí”? Pues este es un muy buen indicador de que tu colchón actual no te ofrece un buen sueño, y a la hora de compararlo con el de un hotel sale perdiendo.

Mudanza a otra ciudad

Si vas a cambiar de residencia en otra ciudad, lo más sensato es no gastar dinero en la mudanza y mejor invertir en nuevos muebles. Lo más aconsejable es vender tus muebles viejos y comprar otros en tu nuevo hogar. De esta forma, puedes sentir que estás empezando otra vez y elegir el colchón de tus sueños.

Ni volteándolo ni con cubrecolchón se arregla

Cuando los colchones se empiezan a deformar o cuando simplemente ya no son tan cómodos como antes, muchas personas recurren al cubrecolchón para mitigar los deterioros. Y algunas, los voltean cada par de meses para tratar de nivelarlo. Lejos de resolver el problema, estas soluciones en realidad son solo un parche.

Lo mejor es dejar de creer que este tipo de cosas van a arreglar el colchón y mejor reemplazarlo con uno nuevo y de calidad.

Presentas alergias

¿Antes no eras alérgico y de repente despiertas con comezón en la garganta, flujo en la nariz u ojos llorosos? Puede ser que tu colchón haya sido conquistado por un grupo de ácaros u otros animales alérgenos que te están haciendo estornudar sin parar. Otra señal de alergias también pueden ser los sarpullidos inexplicables en la piel. Así que si notas estos cambios en tu cuerpo, es momento de cambiar el colchón.

Se manchó

Las manchas pequeñas son fáciles de quitar en casa, e incluso mandar el colchón a lavar también es buena idea. Pero cuando el colchón se ha mojado demasiado, se ha manchado con un color que no se quita o si alguna mascota ha orinado en él, lo mejor será desecharlo y comprar uno nuevo. Y es que los olores y la humedad podrían invitar a bacterias no deseadas y provocar enfermedades.

¿Has notado alguna de estas señales en tu colchón? Considera este artículo como la última señal para que por fin te animes a comprar uno nuevo.