jueves, 22 de septiembre del 202222 de sep del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

¿Cómo recuperar archivos borrados de una memoria USB?

Uno de los accidentes más comunes en la informática es la pérdida de información en las memorias USB. Ya sea por la aparición de un virus, por haber borrado los archivos por accidente, por un error al momento de pasar la información, y más. Es bueno conocer algunas alternativas, tanto para estar al tanto por si te está pasando como para ocasiones futuras.

Métodos para recuperar archivos eliminados

Es normal preguntarse como recuperar archivos de usb si estás en una situación difícil. Hay varias formas, y algunas son más fáciles de ejecutar que otras. Prueba más de una si estás en esta situación y la primera no te funciona.

Por medio de CMD

Es la opción más efectiva, pero también un poco riesgosa porque los códigos se tienen que escribir tal cual son para evitar algún efecto inesperado. Sigue sin ser demasiado difícil.

  1. En cualquier versión de Windows posterior a XP, ve a Ejecutar presionando teclas Windows + R.

  2. Escribe CMD y pulsa Enter para entrar en la consola del sistema.

  3. Escribe el código ATTRIB -H -R -S /S /D G:*.* y pulse Enter. La G tiene que ser reemplazada por la propia letra del pendrive que se muestra en la computadora.

Restaurar una versión anterior de archivos borrados

Esto no sirve directamente para recuperar archivos de usb borrados, pero sí para restaurar una versión previa de los archivos y recuperar la información que estaba allí

  1. Haz clic derecho sobre el archivo que te interesa, y selecciona “Propiedades.

  2. Cambia a la pestaña “Versiones anteriores”. Allí verás una serie de versiones desde el Historial de archivo o puntos de restauración.

  3. Selecciona la versión que deseas y dale clic a “Restaurar”. Las versiones posteriores serán imposibles de recuperar si haces esto, así que hazlo con cuidado.

Recuperar archivos con un software

Hay programas que hacen todo este trabajo de una forma mucho más sencilla e intuitiva. Es cuestión de que busques uno que te guste y sigas las instrucciones del mismo.

Razones más comunes de la pérdida de información

Las memorias USB se han convertido en el sistema de almacenamiento externo por defecto al ser sumamente fácil de utilizar y transportar. Prácticamente todos los dispositivos tienen entrada USB, o al menos se le puede colocar un adaptador. Incluso en el último caso, lo normal es que el dispositivo sea capaz de leer la memoria sin problema.

En teoría, la información almacenada en un pendrive puede durar allí unos 20 años sin sufrir pérdidas, además de escribir en el mismo hasta 1 millón de veces. El problema está en que no siempre la información se guarda de la forma correcta o el dispositivo de almacenamiento sufre de algún desperfecto que termina por dañar su funcionamiento.

Entre los motivos más comunes de la pérdida de información están las siguientes:

  • Borrado accidental de los datos.

  • Un virus dentro del pendrive o la computadora en la que se colocó.

  • Formateo de la unidad.

  • Daños físicos de la tarjeta PCB de la memoria.

  • Desgaste por uso. Esto pasa principalmente en las memorias que se han usado tanto que se calientan demasiado.

  • Daños por cortocircuito. Es poco probable, pero puede ser que la entrada USB de la computadora presente un fallo que dañe la memoria.

  • Daños externos. Como roturas, contaminación, exponer el pendrive a mucho calor o agua.

Recomendaciones para evitar la pérdida de información

Lastimosamente, esto es algo bastante usual y no muchos saben cómo prevenirlo. Hay que pensar que los pendrive son una buena manera de guardar datos, pero no es infalible, ya que es vulnerable a sufrir daños externo y al error humano durante la manipulación. A continuación, se presentan algunos consejos para prevenir.

  1. Evitar la humedad y la exposición directa al sol. A veces, el pendrive se trata con poco cuidado al ser tan portátil, pero sigue siendo un aparato electrónico y se tiene que tratar como tal para que dure suficiente tiempo con nosotros.

  2. No sacarlo de casa más de la cuenta. Si bien es un dispositivo que se puede llevar a todos lados, no es buena idea llevarlo encima cada vez que vayas a salir porque podría sufrir algún golpe. No es recomendable llevarlo contigo si no lo vas a usar para nada.

  3. Expulsar el pendrive antes de desconectarlo. Anteriormente, esto se hacía con mucha frecuencia porque las versiones más antiguas de los sistemas operativos no terminaban de guardar la información a menos que se hiciera esto. A pesar de que esto no siga siendo así, el pendrive tiene que ser expulsado por si programas como como antivirus lo están usando.

  4. Respaldar la información. Nunca es buena idea dejar toda tu información en un solo sitio porque puede ocurrir cualquier incidente. Podrías tener un respaldo de la más importante en otro pendrive, usar tu computadora o subirlo a la nube.

A pesar de todo, los pendrive son una forma confiable de transportar información siempre que se utilicen de la forma apropiada.