Domingo, 16 de Junio del 2019

Noticias

Falta de políticas públicas para evitar la explotación laboral infantil

En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, Christian Amaury Ascencio Martínez, académico del Centro de Estudios Sociológicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que gobierno federal carece de políticas públicas específicas en favor de la niñez y sus problemáticas como la explotación laboral infantil.

“Desafortunadamente no hemos visto, por lo menos en el tiempo que lleva este gobierno, atención específica hacia la niñez. Es un terreno aún abandonado y minimizado, tal y como se demostró con la suspensión de las estancias infantiles relacionado directamente con la crianza y desarrollo infantil”, aclaró Ascencio Martínez.

Además, mencionó que la crianza y el cuidado de la niñez mexicana debe asumirse también por el Estado y terminar con el tabú cultural que es sólo un asunto privado y exclusivo de las familias.

Cabe señalar, que en entrevista para Notimex, el académico del UNAM propuso la creación de espacios de supervisión y capacitación de crianza para evitar el maltrato, como el trabajo infantil, al igual que un marco jurídico que permita la intervención directa de la sociedad cuando atestigüe la violación de los derechos infantiles.

Es un riesgo no atender y defender a la niñez mexicana, ya que son los jóvenes y adultos del futuro que, como padres e integrantes de una de las sociedades más violentas del mundo como es la mexicana, replicarán las conductas de cualquier tipo de maltrato. A lo que Ascencio Martínez agregó:

“Uno de los grandes riesgos de no atender a la temprana infancia, es no tener buenos ciudadanos. Si no fortalecemos esas etapas iniciales de la vida, que es donde se adquieren la mayor parte de principios, valores y reglas, no esperemos la recomposición social”, alertó el experto.

El académico refirió que el Módulo de Trabajo Infantil estima que en México 21 millones de habitantes de cinco a 17 años realizan quehaceres domésticos en sus hogares sin recibir remuneración; de ese total, 1.4 millones lo hacen en condiciones inadecuadas.

En este contexto, aseguró que si bien existe un andamiaje jurídico establecido en la Constitución Política a través del artículo Cuarto correspondiente a Derechos Humanos, que incluye a los niños, se requieren acciones de política pública que transformen los procesos socio culturales.

“De nada sirve un marco jurídico establecido si sólo se conciben los niños como potestad de su padres o tutores y si no se realizan estos ejercicios como la denuncia e intervención ciudadana, no tiene mucho sentido tener un marco jurídico más preciso y robusto”, añadió Ascencio Martínez.

Por último, consideró necesario cambiar nociones arraigadas como el hecho de que los padres pueden maltratar y explotar cuando quieran a sus hijos; “como si fueran cosas” sin respetar el interés superior de la infancia que está por encima de esos conceptos privados y familiares, ya que esas creencias culturales impiden la protección de los niños y traen como consecuencia que la explotación infantil sea un panorama cotidiano de la vida, como los niños que venden dulces en los cruceros o hacen malabarismos.

Con información de NTX/ Karla Victoria Rodríguez

 

Noticias

Inauguran Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores

Con el fin de compartir experiencias y promover nuevas comunidades, se inauguró en Guadalajara la Red Regional Latinoamericana de Ciudades Amigables con las Personas Mayores. Del 20 al 22 de marzo el CETAM será sede de las actividades dirigidas a personas mayores y especialistas quienes participarán en charlas y mesas de análisis. Además se presentará […]