Viernes, 16 de Noviembre del 2018

Reportajes

Buscan resolver choques “lamineros” con Manual de Deslinde de Responsabilidades

Agencias especializadas estiman que en Jalisco tan sólo el 30 por ciento de los automovilistas cuentan con un seguro de responsabilidad civil, mismo que está marcado en el artículo 69 de la Ley de Movilidad del Estado como obligatorio.

Cuando alguno de los participantes de un accidente vial no cuenta con un seguro básico de daño a terceros, es cuando comienza el calvario para los involucrados, tanto si el responsable se queda en el lugar de los hechos, como si decide huir, una práctica muy común en nuestra ciudad.

Al respecto Alma Chávez Guth, Presidenta de la Asociación Civil de Víctimas de la Violencia Vial mencionó en entrevista para este medio que las leyes que exigen un seguro que cubra daños de responsabilidad civil continúan siendo letra muerta en el estado.

“Hay un total abandono de las víctimas, una re-victimización, porque al no saber quién te lo causó, tú siendo una víctima inocente, pues te toca vivir la peor de las tragedias en la vida y después de un accidente nada es igual; cuando hay una muerte, sobre todo de un padre, una madre, la familia y los hijos quedan desamparados y en lo económico también impacta y cuando hay una discapacidad no se diga, sobre todo si no hay un responsable”.

Según el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses en lo que va del año, en Jalisco han muerto 581 personas en accidentes de tránsito de las cuales 199 han sido peatones arrollados y 382 en algún choque; accidentes cuyos trámites de deslinde de responsabilidad se convierten en un calvario para los involucrados, mismo que dura desde un mínimo de cuatro meses hasta varios años.

En el caso de los percances en los que sólo hay pérdidas materiales, los trámites engorrosos también fungen un papel importante, debido a que desde el momento del choque, un elemento de movilidad puede tardar entre una y tres horas en llegar, así mismo pasa con las aseguradoras, situación que complica el tránsito vehicular de una forma considerable. Aunado a esto, se suman los peritajes, el retiro de los vehículos, el proceso de la grúa, el corralón entre muchos pasos más.

Entonces, se podría decir que este largo proceso por el que pasan todos los que alguna vez han chocado, se debe a que en nuestra entidad no se aplica el manual de Deslinde de Responsabilidad Vial, a diferencia de la Ciudad de México donde desde el 2012 existe un manual de deslinde de responsabilidades, que entre otras cosas permite que los autos se muevan y promueve que alrededor del 92 por ciento de los percances se resuelvan al momento y en la calle.

Respecto a esto, la Secretaría de Movilidad aseguró que ya existe una agenda para la aplicación del Manual del Deslinde de Responsabilidad Vial y el uso obligatorio de seguro a todos los vehículos del estado, con lo que buscarán agilizar los procesos para resolver los percances viales leves.

Así mismo tanto la SEMOV, como la Asociación Mexicana de Seguros, el Observatorio Ciudadano de Movilidad y la asociación Víctimas de Violencia Vial se reunirán el próximo miércoles 7 de junio para entablar las acciones a seguir para la aplicación de este manual.

Además adelantaron que entre las acciones a realizar se capacitará a los peritos en el nuevo sistema de justicia penal, la creación de un fideicomiso para víctimas de accidentes donde el responsable huya y campañas para promover el uso de pólizas de seguro obligatorio.

GM