sbado, 04 de diciembre del 202104 de dic del 2021

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2021 TZMG Media.

22 de abril: la tragedia que no se olvida

Este viernes se cumple un año más de la tragedia ocurrida el 22 de abril de 1992, cuando en el barrio de Analco se estremeció por una fuerte explosión en el sistema de alcantarillado, los vecinos habían reportado fuerte olor a combustible en días previos, pero no fueron escuchados.

“Cuando recobré el conocimiento, a mi me estaban rescatando de los escombros con heridas múltiples de pies a cabeza, el cráneo descubierto, las piernas deshechas, mi columna con aplastamiento de vértebras, múltiples heridas que me dejaron maltrecha”, narró Lilia Ruiz, quien en el momento de las explosiones viajaba en un camión de la ruta 333 que fue alcanzado por la onda explosiva y terminó volando por los aires.

Después de un largo proceso de recuperación, en donde perdió una de sus piernas, Lilia se ha convertido en la voz representante de muchas de las víctimas de esta explosión, ahora como presidenta de la Asociación 22 de Abril.

Los miembros de esta asociación, rechazan las cifras oficiales, y desde hace años emprenden una lucha para que las víctimas y sus familias no queden desamparados por el gobierno que cada vez, lamenta, los tiene más en el olvido.

Actualmente, las víctimas siguen recibiendo atención médica en el Hospital General de Occidente, donde desde hace meses escasean los medicamentos, en una prueba más, según comenta Lilia, de que para el gobierno lo mejor es que estas personas no existieran.

“Como para ellos (el gobierno), el beneficio mayor sería que nosotros desapareciéramos, pareciera ser que maquiavélicamente quieren precisamente no darla (la atención médica) de la manera en que la requerimos, para que desapareciera su problema que somos nosotros”, señaló.

Las cifras oficiales hablan de poco más de 200 muertos, sin embargo para ella esta cifra nadie la puede creer, ya que existen personas que por sí misma contaron muchísimas personas muertas más de las señaladas.

“Sabemos de muchas voces, hubo personas que aseguran haber enumerado ellos, directa y personalmente, más de cientos de muertos. Hay quien dice haberle tocado enumerar el muerto número 900, entonces ¿de dónde sacan que sólo fueron 200?”, cuestionó.

Te dejamos la entrevista completa en este enlace.