martes, 28 de junio del 202228 de jun del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

El calvario de las personas discapacitadas para usar el transporte público

En la Zona Metropolitana sólo el 10 por ciento de las unidades de transporte público están adaptados para poder ser usados por personas con discapacidad, y dejan fuera a varios sector de la población como lo son los débiles visuales o personas de baja estatura.

El presidente de la asociación Red Ciudadana, José de Jesús Gutiérrez, compartió en entrevista para TraficoZMG Radio, que la organización ha buscado desde hace 15 años que existan condiciones que garanticen que las personas con alguna discapacidad pueda acceder a un servicio básico como lo es el transporte público.

En el 2005 el entonces gobernador del estado Francisco Ramírez Acuña emitió un decreto por el cual se obligaba a que el 10 por ciento de las unidades, estuvieran adaptadas para el uso de personas con discapacidad.

“Con esas adaptaciones se pensó únicamente en las personas con discapacidad motora, entonces el 10 de las rutas en la Zona Metropolitana supuestamente están adaptadas, y digo supuestamente porque en el caso del Sistecozome por ejemplo se divide en dos tipos de servicio el subrogado y el propio, el subrogado se pasa con el 17 por ciento de unidades adaptadas, mientras la paraestatal no llega al 8 por ciento de unidades adaptadas”, lamentó el activista.

12342416_1022967804431849_4498469499041586166_n

La desagradable sorpresa es que a las rutas del Sistecozome que maneja el estado no cumplen con el porcentaje que marca la ley de unidades adaptadas.

El problema va más allá, y es que aún las unidades adaptadas no son amigables para todos los tipos de discapacidades que existen, y esto sugiere que hay un sector de la población que está segregado en cuanto a movilidad se refiere.

Para ello, la Red Ciudadana impulsa una iniciativa, para que las unidades aptas para discapacitados, aunque lo ideal es que fueran todas las unidades que circulan en la ciudad, tengan un dispositivo sonoro que indique la ruta del camión y emita un sonido que ayude a los débiles visuales a encontrar el acceso a las unidades.

“Más o menos allá por el 2008 un compañero invidente diseñó este sistema, en incluso se estuvo probando en algunas unidades, en ese momento estimábamos que costaba 2 mil pesos, suponiendo que ahora cueste 3 mil, es un dispositivo muy económico que la ley establece que se debe incorporar pero que en este momento ni una sola unidad en todo el estado de Jalisco lo tiene”, señaló en entrevista.

Sin embargo no todas son malas noticias, hace poco la organización hizo un reconocimiento a la empresa River, ya que sus camiones son los más accesibles que hay en nuestro estado, y gracias a sus pisos bajos la gran mayoría de personas pueden usarlos sin problema, por lo que dijo ese debería ser el modelo de unidades que deben ser mayoría en Jalisco.

ruta-186

Acá puedes escuchar la entrevista completa acá: