jueves, 04 de abril del 202404 de abr del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

Extorsionadores telefónicos; así «trabajan» en ZMG

-¡Somos del cartel y ya te cargo la v…!, sabemos donde vives y donde trabajas, si no nos das lo que te voy a pedir, ahorita te vamos a levantar y a matar, pon mucha atención y busca donde anotar lo que te voy a dictar, ¿cuánto tienes en el banco?-.

En las últimas semanas habitantes y autoridades de los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) han reportado una serie de secuestros exprés, secuestros virtuales y también llamadas telefónicas de extorsión en donde a través de violencia psicológica y verbal amedrentan a las víctimas.

Niñas, niños y adolescentes son más susceptibles a creer las amenazas que impliquen causar daño familiares, por lo cual acatan las instrucciones de delincuentes sobre ocultarse o salir del domicilio; en el caso de adultos mayores las condiciones de abandono, pocos cuidados o poca comunicación con “los suyos” los convierte en un sector más fácil de engañar.

Actualmente se tienen detectados por lo menos seis versiones de extorsión a través del servicio de telefonía.

  • Premio: Cuándo reciben una falsa notificación sobre la obtención de un premio que consiste en un viaje, un vehículo, una televisión o dinero en efectivo, pero se condiciona la entrega a cambio de un depósito bancario
  • Secuestro virtual de un familiar: A través de frases violentas el delincuente indica que tiene a un familiar secuestrado y presenta como prueba la grabación de una persona que por lo general es una mujer o un niño llorando, luego exige una cantidad de dinero a cambio para no hacerle daño y dejarlo en libertad
  • Familiar proveniente del extranjero, ya sea que lo detuvieron o que no le dejan pasar “cosas” en la aduana: se hace pasar por un familiar lejano y en su discurso busca confundir a la víctima con frases como “soy yo, ¿no se acuerda de mi tío?, adivine quien soy, ya voy para allá con usted, llevo unos regalitos para la familia”…
  • Amenaza de muerte o secuestro: El delincuente al teléfono utiliza un tono agresivo e incluso vulgar con el cual asegura que la persona que contestó, su familia y su vivienda están vigiladas. En muchas ocasiones utilizan datos reales que obtuvieron previamente de directorios telefónicos, páginas de internet o red social
  • Amenazas de funcionarios: El delincuente llama identificándose como una autoridad vinculada a la seguridad o procuración de justicia e informa que tiene detenido a un familiar, en este caso mediante la conversación busca conseguir más datos que más tarde son utilizados para convencer que está haciendo un favor pero debe recibir un pago para no remitir al supuesto familiar con autoridades competentes
  • Deudas contraídas: se llama al azar y se informa quién contesta que es una llamada telefónica del servicio de una institución bancaria o compañía encargada del cobro de cuentas; se intenta convencer con argumentos y términos financieros que si no paga una deuda en pocos minutos estarán llegando al domicilio para realizar un embargo; primero hablan de forma agresiva y luego amables.

 

 

Isela Ibarra


Te puede interesarPolicía de Zapopan vigilará 166 plazas comerciales

You cannot copy content of this page