martes, 20 de septiembre del 202220 de sep del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Por riesgo estructural desalojan hotel del centro de GDL

Por riesgo estructural desalojaron el Hotel One ubicado en el Centro Histórico de Guadalajara, “para garantizar la seguridad de huéspedes, trabajadores y de las personas que se transitan por su perímetro”, así lo informó el ayuntamiento tapatío. La estabilidad de la infraestructura se vio comprometida tras la obra de la Línea 3 del Tren Eléctrico.

El Secretario General del ayuntamiento tapatío, Víctor Manuel Sánchez Orozco dijo que a través de una mesa de trabajo que evaluarán los avances y los cumplimientos por parte de los propietarios del hotel para que una vez realizados se analice la viabilidad de su operación.

Por su parte el coordinador municipal de Protección Civil, Felipe de Jesús López Sahagún, detalló que el hotel incumplió con la entrega de un dictamen estructural y con el apuntalamiento del inmueble.

“Ellos tenían la fecha con el día 25, con el día de hoy, de cumplir a las 12 de la noche es algo que no va a pasar, ya que ellos pidieron una prórroga; esta prórroga la pidieron para poder ingresar ese dictamen que les estamos pidiendo, están pidiendo 10 días, les dimos 10 días, se les autorizó, pero siempre y cuando ellos desalojaran voluntariamente el inmueble y que no funcionara como hotel esto para garantizar la seguridad de las personas que una vez que nos llegue el dictamen podamos ver qué es lo que se tiene que realizar”.

Con los trabajos para la realización de la Línea 3 del Tren Eléctrico de Guadalajara se registraron daños estructurales en diversos edificios históricos, además del Hotel One que tiene más de un año apuntalado, el templo de San Francisco (el cuál tiene cuatro años sin actividades de culto), la Casa de los Perros, el Jardín San José, entre otros.

Hasta el momento se desconoce si otros negocios en las inmediaciones del Edificio Plaza tendrán que ser desalojados, entre estos se encuentran las tradicionales “donitas”, heladerías y joyerías.

Isela Ibarra