martes, 07 de diciembre del 202107 de dic del 2021

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2021 TZMG Media.

Política Changarrista | Eduardo González

2021, más allá de la pandemia, de Joe Biden, del atorón económico, del combate a la corrupción, de la Transformación y Refundación que se busca en el país, el año estará marcado por la agenda electoral.

El 6 de junio iremos a las urnas a renovar más de una docena de gubernaturas, la Cámara de Diputados y varios congresos locales y presidencias municipales.

Frente a esto, los partidos políticos y los gobiernos variopintos velan armas, afinan sus alianzas, aumentan sus promesas, abren sus institutos al corredero de precandidatos que no tuvieron suerte en sus colores partidistas.

Con lo cual asistimos a la changarización de la política y las alianzas pragmáticas, carentes de ideologías y principios, que dan como resultado la postulación de varios y varias candidatas, que resultan impresentables.

La falta de respeto al electorado es evidente.

Lo más importante en este momento es ganar las elecciones; la manera en la que se gobernará se decidirá una vez sentados en el poder, cargando el costo de la improvisación y desconocimiento a la sociedad.

En este año electoral, la calidad de los partidos políticos y los gobiernos muestran una relación inversamente proporcional de cara a la multiplicidad de problemas de la República: cuanto mayores son las dificultades, menor es la capacidad de resolución.

Sin duda, 2021 no pinta bien.