viernes, 12 de agosto del 202212 de ago del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Polémica Decisión | David Gómez Álvarez

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la última instancia en materia electoral, quienes tienen la última palabra en cuestiones de elecciones, decidieron que le darían el registro al partido del ex presidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala, México Libre, pero que sí le darían el registro a otros partidos polémicos como son el Partido Encuentro Solidario, antes Encuentro Social, de los evangelistas y el Partido Fuerza Ciudadana, del líder sindical Pedro Haces de la CATEM, que sí conseguirán su registro para las próximas elecciones.

La decisión es polémica por muchas razones, primeramente, porque le da el registro a un partido político, Encuentro Solidario, antes Encuentro Social, que fue claramente organizado y promovido por ministros de culto, por iglesias evangélicas, algo que está prohibido, no solo en la Ley Electoral, sino en la Constitución de la República.

Pero también es polémica, porque le otorga el registro a un partido político Fuerza Social, de un líder sindical, Pedro Haces, que claramente obtuvo el registro, logró las asambleas, movilizó a los militantes, por medio de centrales obreras, sindicatos corporativos, y no de manera libre, individual y ciudadana.

De suerte que el Tribunal Electoral del Poder Judicial, es, al final del día, la instancia más poderosa que define quién compite y quién no compite en las elecciones de este país.

Como se sabe, los magistrados de este tribunal electoral, le deben su futuro político a la actual administración, cuando fueron ratificados de facto, por un vacío legal que les obligaba a dejar su encargo pero que al no renovarse este tribunal se quedaron de facto.

Por tanto, su errática, polémica y controvertida actuación, explica que tengamos partidos afines a la 4T, compitiendo el próximo año, y partidos opuestos a esta administración que no lograron su registro.


Te puede interesar: Decomiso de fideicomisos | David Gómez Álvarez