mircoles, 29 de junio del 202229 de jun del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Peatones Tecnológicos VS Leyes de Vialidad

Peatones tecnológios

Para los peatones el problema real principal parece ser la distracción, así como les sucede a los conductores. Y en el tránsito caótico de nuestro país, este nuevo hábito compartido por peatones y conductores no hace más que empeorar la seguridad de todos en la vía.

Y entre las aplicaciones, redes sociales y gadgets que abundan en el mercado, cada vez más accesibles para el comprador, se ha vuelto casi una necesidad estar siempre al pendiente de lo que ocurre en el mundo virtual, tanto que pasan por alto levantar la mirada y atender las señales viales.

Los riesgos a los que se enfrentan por cruzar sin mirar es tropezar con otras personas, árboles, postes de luz, caerse en la calle o alcantarillas abiertas; lo más extraño es que a la hora de escuchar, muchas veces ni se inmutan ante las advertencias de las bocinas o de otros peatones.

El peligro del uso de dispositivos tecnológicos en peatones se puede explicar por dos fenómenos: el aislamiento auditivo de los estímulos externos (aislamiento del medio ambiente) y la distracción (ceguera por falta de atención).

Por si no lo sabía hay estudios que demuestran que existe una correlación débil entre la distracción (definida como el uso de auriculares, teléfono celular, comer, beber, fumar o hablar) y la menor cautela para cruzar la calle.

Además, se ha observado que los peatones que hablan por teléfono celular cruzaban la calle con mayor lentitud, aumentando el tiempo de exposición al tránsito vehicular. Así como utilizar los auriculares pueden jugar un papel importante en la mayoría de las lesiones y muertes por atropellamiento.

Tradicionalmente los peatones han sido considerados víctimas ante los atropellos. Sin embargo, los que caminan por la calle también cometen muchas infracciones y adoptan conductas riesgosas.

A la hora de circular, desconectémonos de la tecnología, levantemos la cabeza y conectémonos con la realidad vial. Evitemos sumar un peligro más a la jungla urbana.

Para evitar cualquier incidente que ponga en peligro su integridad y la de terceros, sírvase de seguir ésta pequeña guía cuando emprenda el camino… a pie.

La guía del buen peatón

+ Cruce siempre por las sendas peatonales. Si no hay, hágalo por las esquinas, por delante de los vehículos detenidos.

+ Antes de cruzar, mire hacia un lado, luego observe hacia el otro lado y vuelva a mirar.

+ No cruce entre autos a pesar de que indebidamente estén ocupando por completo la senda peatonal.

+ Cruce caminando y no se detenga sobre la calzada.

+ Además de mirar el semáforo, observe que todos los autos y motos estén detenidos ya que por imprudencia alguno puede pasar el semáforo en rojo.

+ Logre contacto visual con el conductor del automóvil. Esto es fundamental para entender cuál es la maniobra que va a realizar.

+ Nunca camine por el borde de la calzada o por encima de los cordones.

+ Tenga especial cuidado en los garajes con las entradas y salidas de vehículos.

+ Evite las prendas oscuras de noche.

+ No utilice celulares, reproductores de música, ni otro elemento que genere distracción y le impida reconocer los indicadores de riesgo.