martes, 28 de junio del 202228 de jun del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Este auto de juguete vale más que una casa

¿Quieres ser millonario? Acá te decimos cómo. Lo único que debes hacer es encontrar un Hot Wheels modelo Rear Loader Beach Bomb de 1969, pero créenos cuando te decimos que no será una tarea del todo sencilla.

Esta figura es considerada “el Santo Grial” de los autos Hot Wheels, y los coleccionistas pagan cantidad exorbitantes por tenerlos entre sus anaqueles. Uno de los más famosos, Bruce Pascal, puede presumir tener dos de estos ejemplares.

Una de estas figuras a escala alcanzó la ridícula cantidad de 150 mil dólares en una subasta, algo así como 2 millones 550 mil pesos.

Pero ¿por qué es tan codiciado este modelo en particular?

Para la época, hablamos de 1969, todos los autos Hot Wheels tenían la consigna de ser funcionales en las pistas de carreras que la marca vendía, a diferencia de la actualidad donde se fabrican los autos aptos para pistas y los que no lo son.

La Rear Loader Beach Bomb tenía un diseño demasiado angosto y se caía sobre un costado cuando los niños intentaban jugar con ella en las autopistas de juguete, así que los diseñadores hicieron un ajuste a la pequeña camioneta, por cierto inspirada en la célebre Combi de Volkswagen.

El nuevo modelo es conocido como Volkswagen Beach Bomb. Sin embargo los modelos previos a la modificación son bastante escasos y altamente buscados por coleccionistas.

Aquí te dejamos la historia de este peculiar juguete, cortesía de Extreme Collectors.