Jueves, 06 de Agosto del 2020

Noticias

Así va el caso del agente de Fiscalía que provocó un choque en Zapotlanejo

El pasado sábado 21 de diciembre, el agente de la Fiscalía José Guadalupe “N”, viajaba a exceso de velocidad y provocó un choque contra varios vehículos, en el cual murió Patricia Vargas, lo que ha provocado una gran indignación entre la ciudadanía, pues testigos del percance señalan que el causante no solo viajaba muy por encima del límite de velocidad cuando impactó a los vehículos que esperaban en un semáforo, sino que lo hacía completamente alcoholizado. El pasado martes se llevó a cabo una audiencia que se reanudará este viernes.

Al momento, lo que ha determinado el juez, Juan José Rodríguez, es darle prisión por 144 horas al agente investigador, para resolver su vinculación a proceso por homicidio a título de culpa grave.

Según las pesquisas se pudo comprobar que el funcionario viajaba en una camioneta Dodge Ram a más de 103 kilómetros por hora en una zona donde el límite es de 60 kilómetros por hora, por tratarse de zona escolar aunado a que el choque ocurrió en las inmediaciones de un centro comercial.

Debido a ello, se le adjudicaron agravantes al agente por conducir rebasando por más de 40 kilómetros por hora el límite permitido. Sin embargo, lo que ha causado el disgusto de familiares de la señora Patricia Vargas, así como de la sociedad en general, es que se dio a conocer que el agente investigador se negó a practicarse el examen de alcoholemia, el cual se realizó hasta 9 horas después del choque, el cual, por cierto, resultó negativo.

Sin embargo, testigos del choque, incluidos agentes de la policía vial así como paramédicos, declararon que el sujeto sí se encontraba en estado de ebriedad evidente. El día del choque, las cámaras de TraficoZMG pudieron captar latas de cerveza alrededor de la camioneta Ram (que no contaba con placas ni engomado), mientras que un hijo de la ahora fallecida, brindó una entrevista en la que aseguró no solo que sujeto estaba completamente ebrio, sino que esto había sido tratado de encubrir por personal de la misma Fiscalía.

Pese a ello, la prueba de alcoholemia negativa al parecer fue suficiente, ya que esto no figura como agravante en el caso, aunque sí alcanza el título de culpa grave, por el exceso de velocidad y que el choque ocurrió en una zona escolar y comercial.

Será entonces este viernes, cuando se reanude la audiencia, que se decida si el agente de Fiscalía es vinculado o no a proceso por el delito de homicidio, aunque en el caso ya se presentan varias irregularidades y es seguido de cerca por la sociedad para que la familia de Patricia Vargas obtenga justicia por su muerte.