mircoles, 01 de diciembre del 202101 de dic del 2021

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2021 TZMG Media.

Con nuestra seguridad no se juega | ÓScar Augusto

Según las últimas cifras oficiales presentadas por la Policía de Guadalajara, desde que comenzó la administración de Ismael del Toro hasta la fecha, en nuestra ciudad se han cometido más de 7 mil 200 delitos, lo que se traduce en 52 delitos diarios, es decir, dos delitos cada hora.

Si a esto le sumamos que muchas personas no denuncian debido a la ineficacia de nuestras autoridades en materia de seguridad, la cifra seguramente se elevaría al doble o al triple.

La solución que propone el alcalde no es nueva, esta ya se ha implementado en otras administraciones, incrementar las patrullas e incrementar los elementos policiales, se han anunciado con bombo y platillo estas estrategias durante muchos años, pero no han dado los resultados que se han requerido y la inseguridad sigue aumentando cada vez más.

Si observamos otros municipios fuera de Guadalajara, la cosa no mejora, ya que durante febrero la ola de violencia en la Zona Metropolitana de Guadalajara ha dejado más de 160 muertos si a esto le sumamos los muertos de los demás municipios al interior del estado, la cifra arroja más de 200 personas muertas en hechos violentos durante el mes de febrero.

Para el gobernador Enrique Alfaro la justificación ante esto es que apenas llevan dos meses en el gobierno, que el tema de la inseguridad es algo complejo que no se puede resolver de la noche a la mañana y que es algo que otras administraciones han dejado crecer y que no se hizo nada durante muchos años, el mismo discurso que ha utilizado desde que estuvo en Tlajomulco, pasando por Guadalajara y ahora como gobernador del estado.

En este sentido, durante su administración como presidente de Guadalajara fuimos testigos cómo en muchas ocasiones cuando había eventos en materia de seguridad le echaba la culpa a la Fiscalía o al gobernador, sin embargo, ahora que Movimiento Ciudadano tiene la mayoría en el Congreso, la mayoría en la Zona Metropolitana de Guadalajara, en muchos municipios del interior del estado y la gubernatura ¿de quién es la responsabilidad en materia de seguridad?

El pretexto de que apenas se lleva poco tiempo gobernando nos da a entender de que no existe una estrategia clara en materia de seguridad o que la estrategia inicial ha sido rebasada y que el problema de la inseguridad es complejo y claro, gobernar un estado es más difícil de lo que parece en campaña.

En el caso de Guadalajara no hay excusas, la administración anterior y la actual son parte del mismo partido ¿O acaso no bastaron tres años para poder hacer un mapeo de incidencias con las zonas más conflictivas, generar una ruta crítica de qué hacer ante estos problemas de inseguridad más allá de comprar patrullas e incorporar más elementos policíacos?

Necesitamos indicadores, cifras transparentes y datos abiertos de qué está haciendo el gobierno en materia de seguridad, algo que nos permita evaluar y nos permita conocer qué está ocurriendo, más allá de discursos y palabras triunfales de que con esta nueva administración las cosas van a cambiar.

El fin de semana pasado a una cuadra de mi casa, dos sujetos se bajaron de un taxi me apuntaron con una pistola y con una navaja y me quitaron todo lo que traía. Esta es la realidad en materia de seguridad en nuestra ciudad ¿A usted le ha pasado algo similar? Le invito a que nos escriba y nos deje un comentario.

También puedes ver esta columna en formato de video: