Martes, 12 de Noviembre del 2019

Noticias

65 años del voto femenino en México

Hoy se conmemoran 65 años desde que la mujer pudo votar por primera vez en nuestro país en elecciones federales. Pareciera obvio que ese derecho está intrínseco en nuestra sociedad, sin embargo no siempre fue así, sino que existió toda una lucha durante décadas para obtener este derecho civil en México.

La batalla por el voto femenino comenzó no en México, sino en Inglaterra, en el año de 1700, con la inglesa Mary Wollstonecraft. En América el movimiento se instauró hasta 1848, durante la Convención de los Derechos de la Mujer, en Séneca Falls, New Cork, misma que vio la luz luego de la exclusión constitucional del voto a la mujer en la Quinta Enmienda, en donde sí se amplió el derecho al sufragio pero solo a los varones negros.

En nuestro país los primeros indicios de esta pelea por los derechos civiles se dio durante los años 1884 y 1887, justo en la publicación de la revista femenina “Violetas del Anáhuac”, fundada y dirigida por Laureana Wright González y escrita por mujeres.  Dicha revista exigió en su primera publicación el voto femenino y la particiàción política de las mujeres en el país, ocupando puestos de representación.

Las primeras victorias de esta lucha se dieron en 1923, donde el Congreso Nacional Feminista logró que el gobernador de San Luis Potosí, Aurelio Manrique, expidiera un decreto para permitir la participación de las mujeres con el voto y su contienda para ser elegidas en elecciones municipales; sin embargo este avance se perdió un año después

En ese mismo año, 1923, Yucatán permite la participación política de las mujeres, lo que resultó en la elección de las tres primeras diputadas para un congreso estatal:  Elvia Carrillo Puerto, Raquel Dzib y Beatriz Peniche de Ponce.

Sin embargo es hasta el gobierno de Lázaro Cárdenas que se lanza la iniciativa para reformar el artículo 34 de la Constitución, iniciativa que se aprobó en la Cámara de Diputados y Senadores, empero nunca se llevó a cabo la declaratoria de Reforma Constitucional, por lo que el proyecto quedó estancado.

Fue hasta 1952 en que el entonces presidente de la República, Adolfo Ruíz Cortines, se comprometió durante una asamblea femenil, a la que asistieron 20 mil mujeres, a darle continuidad al proceso sin concluir con el expresidente Lázaro Cárdenas

El 24 de Septiembre 1953 es aprobada la iniciativa por el Senado a nivel nacional, votación que quedó marcada con 42 votos a favor y uno en contra.

Aunque para septiembre ya era un hecho la instauración del voto y los derechos femeninos, fue hasta el 17 de octubre de ese mismo año que se publica la reforma constitucional en el Diario Oficial de la Federación, mismo que establece lo siguiente:

“Son ciudadanos de la República los varones y mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan, además, los siguientes requisitos: haber cumplido los 18 años siendo casados, o 21 si no lo son, y tener un modo honesto de vivir.”

El 3 de julio de 1955 es cuando por primera vez las mujeres emiten su voto a nivel federal, convirtiéndose México en el quinto país en América en conceder este derecho.

Aunque ya se ha avanzado bastante en la participación política y social de las mujeres, en nuestro país, a día de hoy sigue habiendo rezagos en su inclusión en la dirección pública de nuestra nación. Aún seguimos teniendo congresos, gabinetes y dependencias mayormente dirigidas por hombres, sin embargo hoy la lucha se ha visibilizado mucho más, gracias a las redes sociales y ya hemos tenido un par de acercamientos importantes a la paridad dentro de los espacios de gobierno.

Hoy tenemos como referente a perfiles como el de Rosario Ibarra, Griselda Álvarez y María Lavalle, mujeres pioneras en ocupar o contender por puestos de representación popular.

¿Y tu qué otros derechos civiles o humanos crees que faltan por conquistar en nuestro país?

Vivaldi N.