martes, 28 de junio del 202228 de jun del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Estas son las peores canciones para escuchar mientras conduces, según la ciencia

Ya habíamos hablado en otros artículos sobre cómo influye en la conducción la música, el volumen a la que la escuchamos, y el distractor en el que se puede convertir nuestro auto estéreo, sin embargo ahora la ciencia nos enumera cuáles son las canciones que se vinculan más a los malos hábitos de conducción.

Un estudio que fue desarrollado por el psicólogo Simon Moore y la compañía de seguros More Than en Inglaterra, y fue publicado por el medio DailyMail, asegura que uno de cada diez encuestados, admitieron tener un accidente o casi tenerlo debido a ciertas canciones y su ritmo, que provocan una conducción más rápida y violaciones a leyes de tránsito.

Este ejercicio constó de la aplicación de encuestas a conductores de entre 17 y 25 años de edad, así como un análisis profundo de los resultados. Se usaron imágenes cerebrales y análisis de seguridad cognitivas mientras manejaban en simuladores de conducción escuchando diferentes tipos de música.

1364870365991409958

La lista de las canciones más “peligrosas” al momento de conducir son las siguientes:

Back in Black de AC/DC
Numb de Linkin Park
Toxic de Britney Spears
We Found Love de Calvin Harris
This Is Love de Bob Marley

La explicación de este fenómeno es la siguiente. Según el estudio lo ideal es escuchar canciones que tengan alrededor de 50 u 80 pulsaciones por minuto o BPM (Beats Per Minute) y que se mantengan por debajo de los 107 decibelios.

La música demasiado acelerada, que está arriba de los 130 BPM, tiene una influencia en el subconsciente que nos hace conducir a mayor velocidad. Sin embargo escuchar música demasiado lenta también está vinculado a la mala conducción, debido a que según se encontró en este estudio, estas canciones te vuelven más agresivo al momento de reaccionar al volante.

¿Tú qué música escuchas cuando conduces? Déjanos saberlo en los comentarios.