martes, 18 de enero del 202218 de ene del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Pueblo de Jalisco vive incomunicado desde diciembre 

Desde  diciembre del 2020, un pueblo ubicado entre los límites de Jalisco y Nayarit, está incomunicado, los pobladores pidieron ayuda a este medio de comunicación, pues han buscado a diversas autoridades, sin que les den solución. 

Fue el 4 de diciembre del año pasado, cuando una góndola que pasaba por el puente que atraviesa el río Ameca y divide a Tepuzhuacan, Nayarit y al lugar conocido como El Ranchito, del municipio de Guachinango, Jalisco, lo derribó, dejando incomunicado a ese pequeño poblado. 

«Nos quedamos solo con la mitad, ahí está parte del escombro y la estructura que teníamos antes como puente, el gobierno solo encajonó el río, pero con una creciente, todas esas piedras se las va a llevar, aparentemente el río se ve muy nombre, pero cuando están las aguas en su mero punto llega el agua hasta acá”,  relató María de Jesús Ruiz habitante del poblado.  

En medio de la desesperación, los mismos habitantes del Ranchito fabricaron unas escaleras gigantes, para subir al puente y le pusieron un sistema de poleas, para subir víveres y cargar mochilas y herramientas, no obstante el sistema queda obsoleto cuando llueve, pues la creciente del Río Ameca es fuerte. 

“Las gentes afectadas, como desesperación hicieron esa escalera que da al pilar del puente y ahí se encuentra la otra, está muy empinada para poder subir y trasladarse a la comunidad de Tepuzhuacan, por la comida, tortillas, agua, explicó María de Jesús. 

A pesar de que los pobladores han acudido al ayuntamiento de Guachinango, Jalisco, han venido al congreso de Jalisco a pedir auxilio e incluso han tratado de contactar al gobernador Enrique Alfaro por medio de sus redes sociales, desde hace 195 días viven en el abandono. 

Aunque es un poblado de apenas 200 habitantes, en el lugar habitan personas de la tercera edad y niños que no pueden subir las escaleras que los mismos pobladores construyeron por ser demasiado “empinadas”, por lo que narran que desde hace siete meses algunos no tienen acceso a los servicios básicos de salud e incluso sufren el desabasto de alimentos y agua; por lo que hacemos un atento llamado a las autoridades para que los atiendan.

GM

 


Te puede interesar: Descubre cómo descargar la boleta de calificaciones de la SEP