mircoles, 19 de enero del 202219 de ene del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Por pandemia, niñas, niños y adolescentes padecen alteraciones psicológicas

Trastornos en el sueño, desesperanza y tristeza. Son las niñas, niños y adolescentes quienes más sufren alteraciones psicológicas por la pandemia del COVID-19, así lo informó Teresita Villaseñor Cabrera, profesora investigadora del Departamento de Neurociencias, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Además, situaciones como “no cerrar ciclos”, que se presentó entre los meses de junio y julio cuando algunos terminaron la formación escolar de primaria y secundaria y que no pudieron concluir el ciclo de forma adecuada, les generó problemas de duelo.

“Hicimos una encuesta a adolescentes y jóvenes, de 12 a 18 años, cuyos resultados son muy importantes porque vivían la pandemia como algo muy desagradable, desafortunado, con sensaciones de tristeza y desesperanza, sobre todo cuando regresen a clases porque será con otras personas y grupos, y algunos por la pandemia se les obligará a cambiar de escuela”, señaló.

La investigadora agregó que un gran desafío será la próxima fase en la cual las niñas, niños, adolescentes y jóvenes vuelvan a la rutina, en donde el proceso de aceptación será otro, ya que al estar en confinamiento y no tener contacto social se tendrán que desaprender algunos patrones y adoptar otras condiciones, como las de antes de la pandemia.

Villaseñor Cabrera agregó que otro reto será acostumbrarse a los trabajos en equipo y adaptarse a la nueva situación social que implica establecer el contacto con otras personas.

Mientras se regresa a la “nueva normalidad”, recomendó establecer rutinas como levantarse a la misma hora de siempre, arreglarse como si fuera a salir a la calle y tratar de hacer en casa lo más cercano posible a lo que se hace en la escuela.

Para los menores de preescolar, “los alterados” resultaron ser sus padres porque tenían que asumir el papel de docente, madre, padre y además trabajar, apuntó a que en esta etapa los pequeños podrían desarrollar algunos problemas con la socialización, reglas para los juegos, trabajo en equipo y coordinación motora fina.

La Universidad de Guadalajara permanece con el programa COVID-KIDS (en redes sociales) con el cual ofrece material de apoyo terapéutico, ocupacional, recreativo y educativo a madres, padres de familia y tutores que se encuentra en el cuidado de niñas, niños y adolescentes.

Isela Ibarra


Te puede interesar: ¡Se fue la luz por apagón nacional!