Jueves, 06 de Agosto del 2020

Noticias

Proponen incrementar impuestos en bebidas alcohólicas y comida chatarra

La diputada federal por Jalisco, Laura Imelda Pérez Segura, propuso ante la cámara de diputados actualizar el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) en materia de tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y alimentos no esenciales altos en densidad calórica.

La diputada, secretaria de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, declaró que tiene como principal objetivo desincentivar el consumo de estos productos, toda vez que causan un perjuicio para la sociedad, por los altos costos de atención en el sector salud y baja productividad por enfermedades asociadas.

Respecto al IEPS a bebidas azucaradas, declaró que no se trata de un impuesto que aumente la desigualdad social, ya que, si bien el consumo de bebidas azucaradas se centra en determinados grupos poblacionales, sobre todo los de escasos recursos, son precisamente ellos quienes sufren las consecuencias de su consumo excesivo, es decir, enfermedades como obesidad, diabetes, entre otras, además de la pérdida de productividad asociada con esos padecimientos. Por ello, como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), el impuesto a las bebidas azucaradas busca desincentivar la demanda de estos productos y aumentar los beneficios en salud. 

De manera particular, señaló que el informe “Fiscal Policies for Diet and Prevention of Noncommunicable Diseases (NCDs)” de la OMS recomienda la implementación de impuestos a las bebidas azucaradas, ya que ayuda a reducir la prevalencia de la obesidad, la diabetes tipo 2 y la caries dental, entre otras enfermedades. 

 

“Es importante recordar que México ocupa el primer lugar de obesidad en adultos y el sexto lugar en obesidad infantil en Latinoamérica. Esta situación es preocupante y es necesario tomar medidas eficientes y responsables para cambiar la situación”, explicó Pérez Segura. 

Además, el 85 por ciento de la población en México sobrepasa el consumo de azúcar recomendado por la OMS y el 70 por ciento de los azúcares dañinos que consumen los mexicanos provienen de bebidas endulzadas, asimismo, señaló que la OMS recomienda al menos un aumento del 20 por ciento sobre el precio de venta final de estas bebidas para reducir su consumo, por lo que la propuesta va en línea con dicha recomendación. 

Por otra parte, reconoció que el aumento en las tasas de IEPS también tiene un fin recaudatorio, sin embargo, destacó que parte fundamental de la propuesta es que lo recaudado se destine al gasto en salud. 

 

Congreso // GM