Miercoles, 16 de Octubre del 2019

Noticias

Operativos contra plataformas irregulares de Transporte en Vallarta

Con la finalidad de recuperar la rectoría del Estado en el transporte público y de garantizar la seguridad de los usuarios, la Secretaría de Transporte en coordinación con la Policía Vial de Puerto Vallarta, realizaron este martes un operativo de supervisión a taxis y plataformas irregulares que ofrecen servicio de traslado de pasajeros, tras la amenaza del gobernador del estado de retirar a todas estas nuevas plataformas.

Cabe señalar que hasta las 18:00 horas, el corte operativo arrojó 22 unidades de plataformas detenidas, mientras que de 60 taxis revisados se levantaron 30 folios, 22 licencias retenidas y 2 vehículos detenidos.

Con respecto a estas acciones, se basan en el artículo transitorio de la Ley de Movilidad que estipula que el servicio de carros de alquiler mediante Empresas de Redes de Transporte (ERT) en ciudades medias de Jalisco, está sujeto a que primero haya concluido su regularización en el Área Metropolitana de Guadalajara, así como en la convocatoria respectiva que se lanzó para el registro en el área conurbada de la capital jalisciense.

Conviene subrayar, que estas revisiones van dirigidas a todo el servicio de transporte público en sus diversas modalidades, ya que prueba de ello es que en los operativos que iniciaron a mediados del mes de diciembre del año pasado en el AMG, arrojaron como resultado 105 unidades del transporte público retenidas y 5,845 folios de infracción, en tanto que 99 taxis convencionales fueron remitidos al corralón y 131 multas.

Además, el único objetivo de estos operativos es la seguridad de usuarios, de taxis piratas o plataformas irregulares, ya que ante un eventual caso en que se transgreda la integridad física de éstos (secuestro, asalto o violación), las investigaciones se dificultan porque se desconoce la identidad del conductor y propietario del vehículo, al igual que las características de éste.

En efecto, conviene destacar que el Gobierno está a favor de las tecnologías aplicadas al transporte público, siempre y cuando éstas se ejerzan dentro del marco de la legalidad.  Asimismo, es preciso aclarar que ante un posible reclamo de quienes se vean afectados por estas revisiones, las mismas empresas son las que deben asumir su debida responsabilidad por engañar a quienes se adhirieron a determinada plataforma sin cubrir con la legalidad.

Karla Victoria Rodríguez