mi�rcoles, 03 de abril del 202403 de abr del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

Avenida Patria, el “paraíso” de los lavacoches

La Avenida Patria, se encuentra invadida por al menos una veintena de lavacoches que durante todo el día ocupan banquetas y al menos un carril de circulación en cada sentido entre Avenida 8 de Julio y la Calle Othón Blanco Cáceres al sur de la ciudad, una práctica que según los vecinos tiene alrededor de 15 años.

En un recorrido por la zona pudimos observar trabajando desde personas de la tercera edad hasta a niños, utilizando trapos, cepillos y hasta mangueras de presión alta, así como aspiradoras.

Algunos de los lavacoches ya están establecidos a las afueras de alguna vivienda, fincas de donde obtienen agua y energía eléctrica, varios están sobre la avenida y almacenan el agua en tambos y cubetas.

dsc_0246

Es común ver a algunos de ellos a la orilla de esta vía agitando una franela, su más tradicional elemento de trabajo, mientras otros cuantos esperan sentados bajo la sobra de algún árbol o una sombrilla siempre en busca de su próximo cliente.

Sin embargo, el tránsito vehicular es afectado por estos trabajadores informales, así como por otros negocios que usan la vía pública como una extensión de sus locales, tal es el caso de talleres y chatarrerías. Las banquetas son invadidas y los peatones tienen que usar el arroyo vehicular para caminar.

Según la ley de Ingresos del municipio de Guadalajara a los auto baños, se les cobran 9 mil 101 pesos con 7 centavos en impuestos por cada llave de presión y 15 mil 485 pesos con 11 centavos por cada “pulpo” o máquina de lavado, a diferencia de los franeleros que son considerados dentro del comercio informal.

dsc_0250

 

Por otro lado, el Reglamento de Policía y Buen Gobierno del Ayuntamiento de Guadalajara, establece en su artículo 13 en la fracción VIII que, “impedir, obstaculizar o estorbar de cualquier forma el uso de la vía pública, la libertad de tránsito o de acción de las personas”, amerita una multa de hasta 20 Unidades de medida y actualización, o hasta 36 horas de prisión.
A pesar de esto, este tipo de negocios sigue operando actualmente prácticamente sin ningún tipo de restricción, situación que algunos vecinos califican como peligrosa por la obstrucción de banquetas.Afirman que a pesar de pertenecer al municipio de Guadalajara el programa de Banquetas Libres no ha llegado a esta zona.

 

 

You cannot copy content of this page