mircoles, 30 de noviembre del 202230 de nov del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

SEMADET trabaja en el proyecto piloto para ordenar el tráfico ocasionado por escuelas

Después de un minucioso estudio hecho por el Centro Mario Molina, la Secretaría de Medio Ambiente (SEMADET), está trabajando en un Programa Piloto de Movilidad Escolar, que busca ordenar el tráfico que se genera alrededor de la escuelas en los horarios de entrada y salida de los planteles.

Debido a que son justo en los horarios de entrada cuando se presenta una mayor cantidad de tráfico en las calles, y muchos de los trayectos que se hacen en vehículos automotores son cortos, la dependencia estará llevando a cabo un plan en conjunto con algunas escuelas, así como la Secretaría de Educación y la de Movilidad, para disminuir la contaminación creada a partir de la carga vehicular que se genera alrededor de las escuelas.

“Lo estamos denominando un Programa de Movilidad Escolar, y sí lo queremos diferenciar de lo que es el transporte escolar, estamos más familiarizados con el término de transporte escolar, y lo asociamos a los camiones amarillos que otorgan este servicio de llevar a los estudiantes a las escuelas, sin embargo este programa en lo que consiste es que las escuelas diseñen, se apropien y promuevan” señaló Adriana Rodríguez Villavicencio, directora de Gestión y Calidad del aire de la SEMADET.

Transporte-Escolar-em-Jaguar

Señaló que están buscando promover una movilidad activa, lo que se traduce en que más alumnos lleguen a las escuelas en medios de transporte como bicicletas, o incluso caminando.

Argumentó que están analizando con algunos planteles intervenciones en los entornos escolares para que esto sea posible, en los cuales se incluye la creación o reforzamiento de señalética para que llegar a las escuelas en medios alternativos sea realmente seguro.

Comentó que uno de los retos más grandes para poder implementar modelos alternativos en cuestión de movilidad escolar, es la labor de convencimiento hacia padres de familia, tanto en el tema de la seguridad de los pequeños, como por el costo extra que un modelo por ejemplo de transporte escolar representa.

“Una de las cosas más sensibles fue eso, que se empezara a difundir lo que implica en ahorro de tiempo, ahorro de combustible asociados a los viajes convencionales que hacen niños con los padres de familia, entonces se puso sobre la mesa lo que gasto en este momento y lo que implicaría gastar por ejemplo en un servicio como es el transporte escolar”, comentó.

Enfatizó que el siguiente ciclo escolar se empezará a trabajar con algunos planteles, y que son las escuelas las encargadas de diseñar su propio modelo de sustitución de vehículos particulares, de acuerdo a las características de cada escuela.

En un futuro, cuando el programa avance, esta medida será obligatoria para que cada escuela tenga su propio plan de movilidad enfocado en buscar que menos padres lleven en automóviles a un solo alumno.

Las primeras escuelas que a partir del ciclo 2016-2017, serán parte de este modelo, serán elegidas de acuerdo a matricula, es decir se escogerán escuelas que tengan un número alto de alumnos para tener un mayor impacto. La fase piloto se lanzará a más tardar en el mes de octubre.