mircoles, 29 de junio del 202229 de jun del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Anímate a pedalear con tu bebé a bordo

Ahora que está en auge el tema de la bicicleta en nuestra ciudad, es buen momento para que mamás y papás de niños pequeños se atrevan a unirse a este deporte, pues muchas veces se privan de un paseo por no poder llevar a sus bebés consigo o quizá por temor a ponerlos en riesgo.

Si cuentas con otro medio de transporte como el automóvil, lo más recomendable es que lo utilices para los traslados en la ciudad con tu familia; el uso de la bicicleta pudiera ser para esparcimiento o mero deporte, puedes aprovechar la Vía Recreactiva de los domingos, integrarte a alguno de los paseos ciclistas que se organizan en la ZMG o bien acudir a algún parque.

Sea cual fuere tu caso, aquí te dejamos algunas ideas para que transportes contigo a tu bebé (siempre y cuando sea mayor a 9 meses) sin ponerlo en riesgo.

Hasta ahora lo más común son las sillas traseras o delanteras, esto es, unos asientos especiales que van sujetos a la bicicleta cuyos aditamentos garantizan que el bebé vaya cómodo y seguro; son útiles para niños cuyo peso oscile entre los 9 y 22 kilos, que corresponde a un rango de edad aproximado entre 9 meses y 6 años.

Las sillas delanteras soportan un peso máximo de 15 kg. y van sujetas ya sea al manubrio, a la barra del asiento o al cuadro de la bicicleta; una ventaja de este tipo de asiento es que te permite interactuar con tu pequeño durante el viaje y vigilarlo todo el tiempo; sin embargo, existe un mayor riesgo de perder el equilibrio durante el recorrido e incluso pueden entorpecer el pedaleo, pero esto sólo sucede si la silla es grande.

bici2

En cuanto a las sillas traseras existe mayor variedad de diseños que las delanteras, ya que puedes encontrar hasta asientos reclinables por si el pequeño se queda dormido; en general este tipo de silla ofrece mayor libertad de movimiento al bebé, y aunque reduce su espectro de visión, le garantiza mayor protección en caso de caída, con la desventaja de que no puedes interactuar con él durante el paseo.

Otra alternativa son los remolques o cabinas, que si bien es cierto que su uso aún no está regulado, sí están diseñados para ofrecer seguridad y comodidad, aunque hay que destacar que no es la mejor opción para transitar en el tráfico de una ciudad.

Eso sí, sea cual sea la opción que elijas, no olvides que por seguridad, tu bebé debe portar siempre un casco a su medida y con las especificaciones adecuadas para el uso que se le dará.

¡El equipo de Tráfico ZMG te desea un excelente fin de semana!