mircoles, 30 de noviembre del 202230 de nov del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Este sería el año con más muertes vinculadas a transporte público en esta administración

Este 2015 se perfila para ser el año con más muertes vinculadas al transporte público en lo que va de esta administración, y es que según los datos de la Secretaría de Movilidad, hasta el pasado 24 de noviembre, se contabilizan 53 percances donde hubo víctimas fatales.

Con esta cifra se sobrepasaría por dos muertes las registradas en 2013, y estaría sólo una por detrás de lo que se vivió en 2014, por lo que el pronostico es que se superen las cifras en el mes de diciembre, para qudarse como el año con índice de mortalidad más alto en lo que a percances del transporte público se refiere.

Los accidentes de este tipo no han bajado, sin embargo las rutas que cumplen con certificación, o al menos que pasaron el proceso de validación que contempla la Semov para que las unidades accedan a la tarifa de siete pesos, siguen subiendo.

Actualmente son 57 las rutas del transporte público las que están autorizadas a cobrar 7 pesos por el costo del pasaje, lo que se traduce en 2 mil 170 camiones, de acuerdo a datos obtenidos vía transparencia por el sitio Chequemos el Dato, que puedes consultar aquí.

Cabe señalar que la tarifa de transporte público había subido en 2014, sin embargo a raíz de un percance a las afueras de la Preparatoria 10 de la Universidad de Guadalajara ubica en Periférico, casi al cruce con Parres Arias, no le dejó más remedio al gobierno que dar marcha atrás al alza en el costo del pasaje hasta que mejoraran las condiciones del transporte público en el estado.

Las cosas no han mejorado desde ese 8 de marzo de 2014, y las muertes que involucran al transporte público no disminuyen, sin embargo las rutas certificadas sí aumentan.

El llamado “nuevo modelo de transporte público” ha quedado sólo en el título. Desde mediados de 2014, cuando el gobierno estatal tuvo que dar marcha atrás, por presión social, a la tarifa del transporte público, se llegaron a varios acuerdos, sin embargo pocos se han cumplido.

Hoy en día las autoridades hablan de dos términos, las rutas certificadas y las rutas verificadas, ambas pueden cobrar siete pesos. Las certificadas son las que en teoría cumplen con toda la normatividad establecida por las autoridades, y que busca que se mejore el servicio, que los choferes tengan mejores condiciones laborales, y claro que baje el número de percances.

Las rutas verificadas cumplen con todas las especificaciones técnicas y tecnológicas en las unidades, que van desde cámaras de seguridad, gobernadores de velocidad y rastreo vía satélite.

Por su parte las certificadas deben cumplir con todos estos requisitos además de tener un esquema administrativo en el cual, los choferes tengan un sueldo fijo lo que evite que ganen dependiendo el pasaje que levanten, lo que genera que los operadores vayan compitiendo por llegar antes a las paradas oficiales y así tener más ganancias.

Se ha incumplido con publicar el registro de transporte público, mediante el cual el gobierno estatal iba a dar a conocer los datos puntuales de quiénes son los dueños de los camiones que circulan en las calles de la ciudad. Según informó en su momento, el gobierno publicaría estos datos a principios de 2015, sin embargo casi un año después los datos siguen siendo opacos.

La Comisión de Tarifas tiene sesión este mes de diciembre y en dicha reunión se mostrarán los datos de la encuesta de percepción que realizaron a usuarios del transporte público para que opinen sobre la calidad en el servicio.

Si nos basáramos solamente en lo que se observa en redes sociales, podemos deducir que los usuarios tienen una percepción clara de que el servicio de transporte no ha mejorado, y no se justifica el aumento a la tarifa, pese a que cerca del 25 por ciento de los camiones ya cobran un peso más.