martes, 28 de junio del 202228 de jun del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Denuncia: Operador de Uber víctima de la violencia; acusa a taxistas

En los últimos meses los episodios de violencia entre choferes de taxis y operadores de empresas de redes de transporte, como Uber y City Drive, han sido una constante en algunas zonas de la ciudad. Los hechos habían quedado como denuncias en redes sociales, muchas de ellas anónimas, pero hoy César Augusto Martínez, víctima de esta escalada de violencia, alzó la voz.

El pasado miércoles 28 de octubre, César conducía el vehículo Acura Tl en el que usualmente presta el servicio como chofer de Uber, cuando un cliente pidió un viaje cercano a su ubicación en Circunvalación y Artesanos, al llegar a recoger a la persona, se encontró con una desagradable sorpresa.

“El nombre era de un tal Adrián (el usuario que pidió el servicio, llegué al cruce y había ahí unos 10 taxis, me abordaron tres personas se me subieron al coche, me llevaron por ahí por Oblatos, me perdieron por unas calles muy oscuras, al llegar ahí me pidieron que finalizara el viaje (en la aplicación de chofer de Uber), cuando lo finalizo el que iba atrás de mi se me abalanza, me agarra por el cuello y me pone una pistola”, narró César en el programa de TraficoZMG Radio.

Acto seguido otro de las personas que habían abordado el vehículo le tapó los ojos con un amarre, para entonces iniciar un interrogatorio.

“Me empezaron a pedir información sobre mi teléfono, me empezaron a peguntar cómo se prendía el coche, dónde se abría la cajuela, porque me querían meter a la cajuela, y medio les expliqué pero no completa pues, sí tenía miedo que me fueran a llevar a otro lado”, indicó.

Los sujetos se dieron por vencidos rápidamente en su intento por encender el vehículo, así que sólo lo despojaron de sus pertenencias. César perdió una cartera y el teléfono celular. Cuando lo dejaron le dijeron que contara hasta el número quinientos, “que si me levantaba antes me iban a ver, se iban a regresar y me iban a matar”.

En cuanto se fueron, César no hizo caso a las indicaciones. Puso los seguros del auto se quitó la cinta adhesiva de los ojos y trató de seguirlos. El afectado narró que “los alcancé a ver a dos cuadras que dieron cuenta y se subieron a un taxi”, ellos siguieron en su huida metiéndose en sentido contrario, brincando topes y haciendo maniobras bruscas, finalmente César les perdió la pista.

Actualmente César tiene la denuncia hecha ante las autoridades, la cual ya ratificó. “Ha seguir a ver si podemos dar con ellos, y también invitar a los compañeros que han pasado por algo similar, no se queden con eso, no tengan miedo”, indicó al lamentar que muchas veces los afectados no hacen las denuncias correspondientes.

César indicó que muy probablemente el celular con el que pidieron el servicio de Uber es robado, ya que cuando a él lo privaron de la liberad, le preguntaron si tenía la aplicación para pedir el servicio, así que bien pudieron haber hecho lo mismo momentos antes.

Él no tiene dudas al respecto, las personas que lo atacaron son taxistas queriendo asustar a operadores de Uber.

“No parecían secuestradores profesionales, se veían nerviosos estaban discutiendo, preocupados”, dijo para nuestros micrófonos.

Queda en manos de las autoridades dar con los responsables y esclarecer por completo este caso, que sólo suma a las muchas otras denuncias, en video incluso, de la violencia de la que han sido víctimas operadores de este tipo de servicios.

Aquí la entrevista completa: