jueves, 22 de febrero del 202422 de feb del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

Es el dinero, no el federalismo | Eduardo González

El día de ayer los 10 gobernadores de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas, quienes conforman la Alianza Federalista realizaron por separado, pero de manera simultánea, diversos eventos donde exigieron al gobierno federal que no aplique recortes al presupuesto 2021, detenga la eliminación de 109 fideicomisos, así como la solicitud de una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La mayoría de los gobernadores se hicieron acompañar de representantes de diversos sectores y partidos políticos.

En el caso de Jalisco el gobernador, Enrique Alfaro, convocó y reunió a por lo menos 300 personas en el Instituto Cultural Cabañas. Como en los viejos tiempos, o quizá no tan viejos, al evento denominado “Cierre de Filas por Jalisco” acudieron dirigentes empresariales, industriales, sindicatos oficialistas, sacerdotes, rectores de universidades públicas y privadas, políticos diversos y asociaciones civiles. Había que mostrar músculo.

Algunos ejemplos de la narrativa federalista fueron:

Alfaro: Ningún estado libre y soberano que tenga un mínimo de dignidad puede seguir siendo parte de una federación cuando el gobierno de la República nos ignora, nos ataca, nos insulta y nos quita lo que nos pertenece.

Diego Sinuhé de Guanajuato: advirtió que la Alianza Federalista podría abandonar el pacto federal.

Silvano Aureoles, de Michoacán: si el gobierno federal no dialoga con los gobernadores federalistas marcará el inicio del rompimiento del pacto federal.

Luego del cierre de filas de ayer me quedan claras tres cosas:

La posibilidad de que la Alianza Federalista tenga efectos favorables sobre el presupuesto del 2021 es realmente pequeña.

La tregua AMLO-Alfaro sigue siendo de ornato, parece naturaleza muerta.

Las consultas siguen teniendo el respaldo de quienes las proponen y las organizan, como ahora anunció el gobernador.

Son los dineros y los intereses político-electorales, no el federalismo lo que está detrás de la alianza de los gobernadores.

You cannot copy content of this page