Martes, 22 de Agosto del 2017

$ 18.00
$ 16.07
$ 16.64
Reportajes

Estudiantes tapatíos crean máquina expendedora de transvales

Como parte de un proyecto estudiantil, tres jóvenes tapatíos crearon una máquina expendedora de transvales, que entre otras cosas da cambio para el tren y pone recargas electrónicas de tiempo aire.

La T-Dispenser, es un prototipo de una máquina hecha por el “bien social”, según define uno de sus creadores, ya que fue creada para evitar que adultos mayores y estudiantes tengan que recorrer grandes trayectos, esperar bajo el sol o someterse a malos tratos al comprar transvales.

“Nuestro proyecto lo que quiere hacer es aparte de automatizar el sistema de la compra-venta de transvales, que salió en un dispensador de transvales ¿Qué es esto? Es una máquina que pensamos, o nuestra idea es que se pueda implementar en muchas partes de la ciudad en puntos estratégicos de cada municipio, de cada estado, para que las personas puedan ir a comprar los transvales, mucho más fácil a cualquier hora y más ágil”, explicó en entrevista para Trafico ZMG, César Ortíz, estudiante de mecatrónica en el Centro de Enseñanza Técnica Industrial (CETI).

Esta máquina funciona con una base de datos, ofreciendo un código a cada persona con la cual podrá comprar los transvales que necesite, de igual forma la T- Dispenser está diseñada para todas aquellas personas que sufren porque no tienen la cantidad exacta para pagar el pasaje del tren o del Macrobús, ya que si tú metes un billete o una moneda de 10 pesos, siempre te dará siete pesos en cambio.

El prototipo de T-Dispenser, mide aproximadamente un metro cuadrado, sin embargo en sus inicios era una máquina pequeña, misma que ha evolucionado por alrededor de un año para poder convertirse en lo que es ahora, haciendo que sus tres creadores dediquen tiempo, esfuerzo, y más de 50 mil pesos en material.

Por el momento, este tercio de ingenieros están buscando ayuda económica y acercarse a alguna dependencia pública que pueda apoyarlos para seguir adelante con su proyecto, mismo que incluye la compra de transvales, el cambio de efectivo, la compra de pasaje (un tipo prepago para el transporte público) y aún en fase beta, las recargas electrónicas de tiempo aire de telefonía celular.

Tanto como César, Javier y Guillermo pretenden que algún día su máquina pueda ubicarse en las paradas de camiones, autobuses, así como en el tren ligero y en el Macrobús, también esperan que próximamente puedan agregar más servicios a la T- Dispenser para que la ciudadanía pueda pagar el predial, la luz, el agua, entre otras cosas.

GM

 

 

 

Reportajes

Transvales y bienevales piratas, el otro lado de un programa social

Transportistas denuncian que alrededor del 10 por ciento de transvales y bienevales que reciben son piratas, además de que no cuentan con una herramienta para verificar la autenticidad de los mismos. A través de nuestras redes sociales un chofer de Alianza de Camioneros denunció que cuando acuden a los módulos de Tarjetas Integrales S. A. […]